NUESTRA OFRENDA DE FRUTOS 2019

OFRENDA DE FRUTOS

COLEGIO SAN VICENTE DE PAÚL

PILAR 2019


 

El último día de cole, antes de comenzar las fiestas del Pilar, los alumnos del Colegio San Vicente de Paúl de Zaragoza realizamos distintas actividades. Pero es una en especial de la que me gustaría contar un poco. No tanto por lo vistoso o llamativo externamente, sino por la vida que contiene.

 

Los más peques del cole, los de infantil y primaria hacen una ofrenda de frutos a la Virgen del Pilar. Es precioso ver a esos pequeños con sus cachirulos y sus caritas alegres, trayendo naranjas, manzanas, piña, patatas, pimientos… lo que cada clase tenía organizado, para ofrecer a la Virgencita del Pilar. Frutos, que una vez terminada la ofrenda, los alumnos de 4º ESO fuimos a llevar al Comedor Social de las Hijas de la Caridad.

 

La verdad es que de primeras ya nos atrajo el plan: una actividad diferente y salir del cole. Pero más cierto es que nos sorprendió, amplió la mirada y dejó un buen regusto justo antes de comenzar las fiestas del Pilar.

 

Al llegar al Centro de Día nos sentimos muy acogidos desde el primer momento y nos explicaron la labor que allí realizan, junto con el comedor social. Ayuda a mirar más allá de uno mismo. Pero lo que más nos llegó a todos fue el escuchar a una persona que llevaba allí tres años: compartió parte de su dura experiencia de vida, desde la sencillez y agradecimiento, y nos dio unos breves pero rotundos consejos.

 

Cuando dejamos todos los frutos, él con la sonrisa y alegría que no dejó de tener en todo el rato, decía: qué pinta tienen esas piñas… Y yo pensaba cómo esos frutos habían pasado por las manos de unos padres que preparan el fruto con ilusión para ofrecer, por las manos de los peques que los dejaron en la Virgen, por las nuestras que medio con ganas de fiesta fuimos allí y terminaron en ese lugar, en esas manos de ese equipo que ayuda a sacar de realidades duras a tantos anónimos que van por nuestra ciudad. Dar oportunidad a lo que parece que ya no tiene. Que urgente es que aprenda a mirar.

 

Salí dando gracias no solo porque comenzaban las vacaciones, sino por lo que tengo, por lo que soy. Gracias a esos frutos, reflexioné sobre lo importante que es dar, darse. Abrir los ojos y mirar la realidad más allá de uno mismo.


 

 


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies