RUTA TURÍSTICA POR NUESTRA CIUDAD MEDIEVAL

El pasado jueves, 24 de marzo, los alumnos de 2º ESO tuvimos la oportunidad de viajar en el tiempo y descubrir algunos de los espacios más representativos de nuestra ciudad durante la época medieval: el Palacio Arzobispal, La catedral de San Salvador (La Seo), casa y arco del Deán, la basílica del Pilar, el puente de piedra y la iglesia parroquial de San Pablo.

 

Sorprende comprobar como en la catedral de San Salvador combinan a la perfección diferentes estilos artísticos: el románico, en la parte inferior de los ábsides de la cabecera, cuyas ventanas son de ajedrezado jaqués, indicando que se trata de un templo vinculado al camino de Santiago; el estilo gótico en los cuerpos superiores del ábside, así como el mudéjar en el muro exterior de la Parroquieta, en su techumbre de madera dorada y cimborrio.

 

Contemplando el puente de piedra pudimos reflexionar sobre la importancia que ha tenido el río Ebro a lo largo de la historia, como principal fuente de riqueza para la agricultura, ganadería y comercio, convirtiéndose, además, en una importante vía de comunicación que interconectaba diferentes asentamientos urbanos y permitía un intercambio cultural y comercial.

 

Desde el mercado central se nos explicó el origen del barrio de San Pablo, conocido popularmente como El Gancho. Este barrio fue una de las parroquias medievales donde se organizaba la ciudad durante la Edad Media y fue el primer barrio que se construyó al otro lado de la muralla romana. En él se encuentra la iglesia de San Pablo, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

 

Con esta visita hemos podido constatar que la historia de nuestra ciudad ha sido forjada con las aportaciones de diversas culturas, etnias y religiones, convirtiéndola en la actualidad en una ciudad abierta y multicultural.