¡SOMOS UN MOSAICO SOLIDARIO!  

Diciembre es un mes repleto de acontecimientos en los colegios: actividades, fin  de trimestre, notas y festivales. 

 

Y otro año más, ni el cansancio del final de la evaluación, ni la multitud de tareas a  realizar, acaban con seguir dando lo mejor de nosotros: escuchar la necesidad del  otro y ayudar.  

 

En estos tiempos en que vivimos en los que las noticias hablan de dificultades y  catástrofes, nuestras conversaciones muchas veces de cómo está todo y de la  inflación…Un momento en el que parece que los tonos grises predominan, ahí,  nuestro cole, entre todos, aportamos luz.  

 

Por clases, se recoge dinero que sabemos va a ir destinado a familias necesitadas  de nuestro entorno, al Comedor Social y al Proyecto de Refugiados de las Hijas de  la Caridad. Para eso hacemos nuestras huchas solidarias, incluso los más  chiquitines de infantil las hacen para las clases de los mayores ¡es genial compartir  nuestras riquezas!

  

Una vez que ha concluido la recogida de dinero, se organiza el reparto de la  compra: a cada familia a la que ayudamos, se le asigna un número, cada clase sabe  a qué numero de familia compra y el número de miembros que la forma.  

 

El alumnado del cole, cada clase, es la encargada de pensar qué quieren comprar  con ese dinero que han sacado y son ellos mismos los que van a realizar la compra.  Además, apostamos por el comercio de proximidad y junto con la compra de  productos de higiene y alimentación, alguna frutería del barrio nos tiene  preparados lotes para adjuntar a lo que cada familia recibe.  

 

Ver nuestro salón preparado con el suelo marcado con los números de familia, a los  chicos haciendo sus cálculos en los supermercados de la zona, volviendo cargados,  a los más mayores del cole que se dan cuenta de que está todo más caro y cunde  menos el dinero, naciéndoles poner más para que puedan recibir como otros años,  ver el viernes al terminar la jornada el salón del cole repleto de lotes para ayudar a  casi 30 familias necesitadas, al Comedor Social y el Proyecto para refugiados…  hacen sentirse orgulloso, muy orgulloso, de nuestro cole.  

 

Un proyecto que sólo sale adelante entre todos, con lo mejor de cada uno. Son  muchas personas las que se han implicado, bastantes de manera anónima. Desde  el Personal de Administración y Servicios, todo el profesorado y alumnado,  familias… El Proyecto Educativo de las Hijas de la Caridad de la Provincia España  Este del que formamos parte, se llama TESELA. Son cada una de las piezas que  forman un mosaico. Cada uno aportamos lo mejor, y juntos, hacemos maravillas.  ¡Eso sí que es clave de aprender y de vivir!  

 

Este mes, hemos sido un genial mosaico solidario. ¡Gracias a todos de corazón!  ¡Otro modo es posible! ¡Feliz Navidad!